Seleccione su idioma
Las incubadoras de Petersime son el aliado perfecto para la avanzada planta de incubación Allora

Las incubadoras de Petersime son el aliado perfecto para la avanzada planta de incubación Allora

En un entorno rural próximo a la localidad de Warwick (Queensland, Australia), acaba de abrir sus puertas una planta de incubación de primer nivel a escala mundial. Menos de un año después del inicio del proyecto, la planta de incubación Allora está preparada para alcanzar los mejores resultados jamás cosechados por el Grupo Darwalla en su historia.

De pequeño negocio familiar a explotación altamente especializada

Darwalla es un productor de aves totalmente integrado que cuenta con fábricas de piensos, plantas de incubación, granjas de reproductoras, granjas de pollos y estructura logística. El pequeño negocio familiar que los Benfer crearon allá por el año 1933 es, hoy en día, una empresa que cría más de 25 millones de aves al año en un mercado que no para de crecer.

Tras 83 años de actividad en el sector, Darwalla sigue siendo un actor clave como uno de los principales productores privados de aves de Australia. Para garantizar su crecimiento ininterrumpido, la empresa decidió sustituir su cincuentona planta de incubación de Mt. Cotton y construir unas nuevas instalaciones en Allora.

Planta de incubación Allora con incubadoras BioStreamer™ High Density de Petersime

Construcción de una planta de incubación de distribución eficiente

El 12 de marzo de 2017, se colocó la primera piedra para la construcción del nuevo proyecto Allora que, con un presupuesto de 22 millones de dólares,terminaría por convertirse en una de las plantas de incubación de pollos de engorde más avanzadas del mundo.

El diseño no solo debía ajustarse a las necesidades empresariales actuales de Darwalla, sino también a las previsiones de crecimientofuturas. Por este motivo, trazaron con inteligencia un plan maestro de la instalación que permitiese su ampliación futura sin necesidadde interrumpir las operaciones en curso.

En materia de incubación, Darwalla seleccionó a Petersime como su proveedor de confianza. De hecho, Petersime ayudóa la constructora Badge y a otros contratistas especializados a concluir una solución de diseño integrada.

«La planta Allora puede asumir ahora una producción máxima de 800.000 pollitos por semana», afirma David Bray, Director de Desarrollos de Darwalla, quien realizó un trabajo incansable para que el proyecto se desarrollase sin incidencias. «Nuestras incubadoras BioStreamer™ High Density de Petersime equipadas con Operational Excellence Technology™ son el aliado perfecto para Darwalla. Estamos convencidos de que contamos con la planificación y los productos adecuados para un funcionamiento altamente automatizado».

 «Las incubadoras BioStreamer™ High Density de Petersime garantizan un control preciso de la temperatura de los embriones, una característica que asegura el mantenimiento de unos valores térmicos apropiados para donantes de todas las edades, con la consiguiente mejora de la incubabilidad y la responsabilidad, al tiempo que se reduce el consumo de energía y se aumenta la limpieza y la conservación global de las máquinas», añade.

Las incubadoras BioStreamer™ High Density de Petersime garantizan un control preciso de la temperatura de los embriones

Y puesto que una planta de incubación no puede permitirse el lujo de sufrir interrupciones en sus servicios básicos, ni tan siquiera unos segundos, la constructora Badge diseñó unos suministros apropiados de agua, almacenamiento, gas y aire comprimido. Además, cualquier corte en la energía será subsanado porgeneradores de reserva con capacidad para alimentar el conjunto de la instalación.

Una inauguración ansiada

Once meses después del inicio de las obras, el Grupo Darwalla tuvo el placer de invitar a todas las personas involucradas en el proyecto a la inauguración oficial de la planta, que se celebró el 12 de febrero de 2018.

Tras el corte de la cinta y el discurso de inauguración de esta nueva instalación puntera a nivel mundial, Aleksandra Scerbatova, Jefa de la planta de incubación de Darwalla, encabezó una visita guiada informativa en la que explicó al detalle las complejidades que entraña una planta de incubación avícola tan moderna y automatizada.

Habló sobre la importancia de controlar la temperatura, la humedad y los niveles de CO2, así como del enfoque Synchro-Hatch y su efecto «palomitas de maíz». Mediante la detección automática de la sincronización exacta del 100 % del picaje interno, esta tecnología de embrio-respuesta adapta el entorno de incubación para estimular los nacimientos simultáneos. «Un intervalo de 12 horas de nacimientos seguido por 12 horas de secado», explicó.

Sin embargo, en Allora no solo hacen gala de contar con las últimas innovaciones tecnológicas para plantas de incubación, sino que en sus instalaciones también se utiliza una vanguardista tecnología robótica en las fases más sensibles de la manipulación de los huevos y las tareas de limpieza. Esto contribuirá a preservar la competitividad de Darwalla en un mercado tan desafiante como el de la carne de pollos de engorde.

Un enfoque a largo plazo para un futuro brillante

Gracias a la inversión realizada en esta nueva planta de incubación —con la que han logrado mejorar significativamente la eficiencia en áreas críticas de la producción de pollitos de un día de edad—, Darwalla podrá sacar el máximo partido al potencial genético de la línea Aviagen Ross 308 que allí se cría. Esto no solo les permitirá ahorrar costes en pienso, sino también ofrecer un producto mejor a los consumidores y a los minoristas que los abastecen de la fuente de proteínas más popular de Australia.

Si bien otros actores claves de la producción de pollos de engorde parecen preferir una perspectiva más a corto plazo para la gestión de sus operaciones, Darwalla ha apostado por seguir un enfoque a largo plazo. Una estrategia que, sin duda, generará importantes dividendos mucho antes de que la empresa celebre su siglo de vida. Exactamente el objetivo que Petersime busca para sus clientes: maximizar sus beneficios de por vida.