Seleccione su idioma
Sala de incubación de reproductoras de Aviagen en tan solo dos años

Sala de incubación de reproductoras de Aviagen en tan solo dos años

La nueva sala de incubación de Aviagen en Hilbersdorf ha tardado menos de dos años en estar plenamente operativa. Para lograr esta hazaña, Aviagen decidió colaborar con expertos en el sector. La empresa solicitó ayuda a Petersime para convertir su idea inicial en un concepto viable y dotar a las instalaciones de un sistema de incubación y ventilación adaptado a los estándares actuales de Aviagen. 

Comienzo de un ambicioso proyecto 

Aviagen, la principal empresa de reproductoras del mundo, decidió construir en julio de 2007 una nueva sala de incubación de reproductoras en una ubicación estratégica. La elección recayó en Hilbersdorf, en Alemania Oriental. La baja densidad de aves de corral en la región y la presencia de aeropuertos para el transporte de pollos lo convertían en el lugar ideal. Leon Vogels, director regional de reproductoras de Aviagen EPI, participó en el equipo del proyecto: «La ventaja de construir unas instalaciones nuevas es que podemos incorporar todos nuestros deseos e ideas para crear la sala de incubación ideal. Sin embargo, no es fácil llevar a cabo un proyecto tan ambicioso. Por este motivo, Aviagen decidió buscar el asesoramiento de expertos en el sector.»

Confianza en expertos

Tras un intenso estudio interno, Aviagen decidió colaborar con Petersime, ya que es la compañía de referencia para equipos de incubación y sistemas de ventilación. Leon Vogels: «Lo primero que le pedimos a Petersime fue que tradujese nuestras ideas en un concepto de incubación práctico y viable. Confiamos en sus amplios conocimientos sobre el proceso de incubación al completo para que desarrollase una solución personalizada. La buena experiencia que Aviagen tuvo con la empresa en la sala de incubación de Bække (Dinamarca) aumentó nuestra confianza. Evidentemente, sus precios competitivos también nos ayudaron a decidirnos.»

Estrecha participación de los proveedores

La construcción comenzó en agosto de 2008, una vez se seleccionó la ubicación adecuada y se obtuvieron los permisos necesarios. Gracias a una meticulosa planificación, la construcción y la puesta en marcha cumplieron estrictamente los plazos. «Al igual que los demás proveedores clave, Petersime desempeñó un papel crucial en el éxito del proyecto», afirma Leon Vogels. «Suministraron el corazón de la sala de incubación: las máquinas de incubar y el sistema de ventilación a medida. La construcción finalizó en enero de 2009 y los primeros pollos nacieron en marzo de 2009. Podemos estar orgullosos de haber creado una de las salas de incubación de reproductoras más grandes del mundo en solo dos años.»