Seleccione su idioma

Cómo cargar correctamente los huevos en sus incubadoras para lograr un equilibrio térmico óptimo (3)

En esta serie de tres artículos se describen los mejores métodos para mezclar huevos de distintos lotes en la incubadora. Hasta ahora, ha aprendido acerca de la producción de calor embriónico y el intercambio de calor en huevos incubados y cómo debería cargarlos en la incubadora en función de su «masa viva». Ahora, lo último que le queda por descubrir es cómo transferir correctamente huevos mezclados a las nacedoras. Permítame explicárselo.

Por Eduardo Romanini, Especialista de Desarrollo de Incubación, Petersime

Parte 3: patrón de transferencia y carga de las nacedoras

Seguro que ya ha oído este consejo miles de veces: cargar la incubadora con equilibrio térmico es esencial para que el desarrollo embrionario y el nacimiento sean óptimos. Sin embargo, ¿es consciente de lo fácil que resulta echar a perder sus esfuerzos durante la transferencia o en la nacedora?

Durante mucho tiempo, los tres últimos días del proceso de incubación en las nacedoras se veían simplemente como una fase de finalización sin demasiada importancia. Como el maquillaje final para garantizar la calidad de los pollitos. En comparación con los primeros 18 días en las incubadoras, en el pasado, las nacedoras contaban con mucha menos atención. Por suerte, durante estos últimos años esto ha cambiado significativamente.

Es más, en la actualidad se sabe con certeza que todo el buen trabajo que se haya realizado en las incubadoras respecto a cargar huevos de diferentes lotes de forma equilibrada puede dañarse en las nacedoras. En realidad, la única manera de lograr una incubabilidad óptima y que la calidad de los pollitos de un día de vida sea inmejorable es combinar buenas prácticas operativas tanto en las incubadoras como en las nacedoras.

La uniformidad es la clave

Al igual que sucede en las máquinas incubadoras, tener en cuenta las posibles diferencias en la producción de calor de los huevos incubados mezclados es fundamental para definir los patrones de transferencia y carga de las nacedoras. Durante el proceso de nacimiento, los embriones pasan por las transiciones biológicas más críticas (picadointerno, picadoexterno y eclosión del cascarón) que requieren unas condiciones ambientales muy específicas.

Básicamente, el confort térmico de los embriones/pollitos en las nacedoras solo es efectivo cuando los huevos son uniformes. Esto enfatiza la idea de que, lo ideal sería que cada nacedora se llenase solo con los huevos fértiles de un mismo lote, con el mismo período de almacenamiento y de carros con posiciones simétricas en las incubadoras. Combinar huevos con diferentes características en una nacedora hace difícil o incluso imposible lograr condiciones óptimas de nacimiento.

Dado que las nacedoras suelen ser de un tamaño menor que las incubadoras (normalmente pueden abarcar de 4 a 8 carros), es más sencillo llenarlas con huevos uniformes. Esto convierte la nacedora en un ambiente especial que permite un ajuste preciso de los perfiles de flujo de aire e incubación para un lote específico de huevos. Por lo general, los perfiles de la nacedora consisten en temperatura estándar del aire, tasa de ventilación, CO2 y niveles de humedad en función de la producción de calor de los huevos.

Transferencia de la incubadora a la nacedora

Para cargar correctamente las nacedoras, el proceso comienza cuando termina el de la incubadora: durante la transferencia. Ya sabe que los carros deben estarestratégicamente combinados y situados teniendo en cuenta su producción de calor en la incubadora. Yaque lo ideal es que cada nacedora esté cargada con huevos uniformes, todos deben provenir de las mismas posiciones específicas de la incubadora cargada de forma equilibrada. Veamos cuál es la mejor manera de poner esta recomendación en práctica tomando como ejemplo transferir una incubadora de 12 carros a 3 nacedoras de 4 carros de capacidad cada una.

  • Nacedora 1: todos los huevos con producción de calor media (situados cerca de la pared)
  • Nacedora 2: todos los huevos con baja producción de calor (situados en el centro)
  • Nacedora 3: todos los huevos con alta producción de calor (situados cerca del ventilador central de mezcla)

Ejemplo: patrón de transferencia de 1 incubadora de 12 carros a 3 nacedoras de 4 carros de capacidad cada una

Para la configuración de incubadoras y nacedoras con otras capacidades se aplica el mismo principio. Al cargar las nacedoras con huevos tan uniformes como sea posible, cada una de ellas puede usar un perfil de incubación diferente en función de la producción de calor de los huevos que contiene. En las máquinas no habrá huevos mezclados (en todo caso podría haber diferencias mínimas), así que la temperatura se puede ajustar en función de las necesidades de los embriones. Además, así se garantiza el confort térmico de los pollitos recién nacidos.

 

Por ejemplo, como los huevos transferidos a la nacedora 2 son los de menor potencial para generar calor, tiene sentido que el perfil de temperatura de esta nacedora sea ligeramente superior en comparación con las nacedoras 1 y 3. Asimismo, los niveles de CO2 programados de la nacedora 2 pueden reducirse ligeramente debido a la menor producción de calor y aún así mantener una buena tasa de ventilación y suministro de O2.

Control de las condiciones de las nacedoras

Con la avanzada tecnología de incubación, hoy en día las nacedoras se consideran una herramienta importante para mejorar los resultados de incubación. Gracias a los nuevos sensores y a las estrategias de control, hay muchas posibilidades de adaptar las condiciones de la máquina a las necesidades específicas del embrión durante el proceso de nacimiento. Por ejemplo: las tecnologías Synchro-Hatch™ imitan la interacción entre la gallina madre y los huevos en condiciones de incubación naturales (haga clic aquí para descubrir cómo funciona Synchro-Hatch™).

Synchro-Hatch™ imita la interacción entre la gallina madre y los huevos en condiciones de incubación naturales

 

Como sucede con cualquier otra herramienta, para lograr los mejores resultados en incubabilidad y calidad de los pollitos es necesario comprender a la perfección y usar correctamente las nacedoras. Un correcto patrón de transferencia y carga de los huevos en las nacedoras es un prerrequisito muy importante.

Conclusión

La conclusión final de esta serie de artículos es que, si se asegura de crear lotes uniformes de huevos, colocarlos en la posición correcta en las incubadoras y luego transferirlos a la nacedora correcta, sus resultados deberían mejorar de forma significativa.

Ahora le toca a usted aplicar estos consejos en su planta de incubación. ¿O prefiere obtener más información antes de hacerlo? Contacte con nosotros a través de .(JavaScript must be enabled to view this email address)y únase a un curso de formación en gestión de plantas de incubación para mejorar su rendimiento. Estos cursos de formación incluyen una sesión detallada acerca de la carga equilibrada de diferentes máquinas.