Seleccione su idioma

Comprensión del papel del CO₂ en la incubación comercial

No cabe ninguna duda de que el elemento más importante para garantizar el éxito en la incubación del huevo aviar es la temperatura. Sin embargo, el CO₂ es otro factor clave que no se debe pasar por alto. El CO₂ es importante para lograr una calidad de los pollitos óptima y su consecuente rendimiento general, así como para contribuir a su bienestar.

Por Roger Banwell, Experto en Incubación

Replicar la experiencia, no el entorno

Para comprender la importancia del papel del CO₂ en la incubación comercial, primero debemos observar la situación en la naturaleza. ¿Qué sucede en el nido de la gallina? Evidentemente, los niveles de CO₂ utilizados en la incubadora comercial no son los que vemos en el entorno del nido, ni deberían serlo.

Estos son los motivos:

En el nido se pone una pequeña cantidad de huevos en un entorno de aire estático. Una vez completa la nidada, la gallina incubadora permanecerá sentada constantemente sobre los huevos para garantizar una buena transferencia del calor mediante el contacto directo de su placa de incubación. Al cubrir los huevos y aislarlos del entorno, el CO₂ se acumula. Solo romperá este contacto al levantarse para voltear los huevos y conseguir, entre otras cosas, que obtengan una buena uniformidad. Este alto grado de atención (y, por tanto, esta alta concentración de CO₂) solo se reduce cuando los huevos se vuelven exotérmicos. En este punto, la gallina abandonará el nido y aprovechará para alimentarse, lo cual reduce el CO₂, pero permanecerá cerca del nido para garantizar que los huevos estén bien refrigerados. Comprueba que estén bien muy a menudo, si están empezando a enfriarse demasiado los volverá a acercar y puede que vuelva a posarse sobre ellos. Por otro lado, si están demasiado calientes, los mueve hacia el borde exterior para que les dé más el aire fresco.

Solo durante la fase crítica de la incubación se incrementará la atención de la gallina y el nivel del CO₂ de nuevo. La tasa de difusión de los gases y de los fluidos dependerá claramente de si la gallina está cubriendo eficazmente los huevos o dejándolos al aire.

Nuestro objetivo es replicar la experiencia del nido en la incubadora comercial. El reto consiste en alcanzar una buena temperatura uniforme a una escala mucho mayor. Esto se consigue gracias a un flujo de aire constante a una temperatura controlada dentro y alrededor de los huevos.

Para imitar la atención de la reproductora, no podemos replicar físicamente el efecto sofocante a gran escala en una incubadora. Es prácticamente imposible por razones prácticas, sobre todo porque queremos mantener una buena uniformidad de la temperatura. Controlaremos la tasa de difusión de los gases y fluidos si controlamos el entorno que rodea los huevos. Unos niveles más altos de CO₂ en el entorno externo darán como resultado un menor flujo de aire desde el interior del huevo a través de la cáscara, como si la gallina estuviera empollándolo en el nido. Unos niveles de CO₂ mucho menores durante la fase exotérmica replican la reducción de la atención de las reproductoras. Utilizando estas condiciones ambientales, ahora podemos replicar con precisión la experiencia de la atención de la gallina durante el ciclo. De este modo, el embrión tiene la misma experiencia que si estuviera en una nidada de huevos en el nido de una gallina.

Estrés o estímulo

La gallina madre tiene varios modos de garantizar que sus huevos puestos en días diferentes rompan la cáscara dentro de un periodo de tiempo relativamente corto. Todavía no comprendemos por completo algunos de estos métodos (como la vocalización). Sin embargo, se ha demostrado que volviendo a los altos niveles de atención y empollando los huevos fértiles, la temperatura sube y la tasa de difusión de los gases se reduce, lo cual estimula a los pollitos a salir del huevo. Nosotros copiamos eso en la incubadora comercial. Podría pensarse que esto «estresa» al pollito. El estrés es una palabra muy utilizada actualmente y puede tener connotaciones negativas, al utilizarse a menudo de forma incorrecta. La palabra estrés en este caso hace referencia a los elementos que actúan como un estímulo. Es una acción totalmente natural que ofrece el estímulo que el pollito recibiría en condiciones naturales.

La naturaleza como referente

La evolución ha permitido la supervivencia de muchas especies distintas en este planeta. En todos los casos, la selección natural ha dado como resultado un ser que utiliza los elementos en su beneficio o que ha desarrollado un mecanismo de defensa frente a las dificultades. Por tanto, es lógico decir que el embrión no solo sobrevive a pesar de elementos como unas tasas de difusión distintas debido a un grado variado de atención, sino que ha evolucionado para utilizar ese efecto en su beneficio.

Es importante observar la naturaleza y, en primer lugar, ver qué hace la gallina madre. Y es igualmente importante intentar comprender qué es lo que trata de conseguir. A partir de esto, podemos replicar las condiciones óptimas y convertirnos de manera eficaz en los progenitores perfectos.

Resumen

Optimizar el CO₂ en su incubadora comercial no supondrá necesariamente un incremento enorme de la incubabilidad, aunque lo más seguro es notar una mejora. Lo que intentamos con ello es conseguir una calidad de los pollitos óptima y uniforme, y asegurar su bienestar y rendimiento tras la incubación.