Seleccione su idioma

Optimice su cadena de valor (3): ¿Sus condiciones de temperatura siguen en perfecto estado?

El mes pasado, hablamos del modo en el que la naturaleza establece las directrices para optimizar los resultados de incubación. Hoy, describimos el modo en el que la temperatura influye en la tasa de crecimiento y la salud de los embriones durante la incubación. Comprobamos si las prácticas de su planta de incubación siguen encontrándose en perfecto estado.

La temperatura influye en la tasa de crecimiento y la salud

Una gestión precisa de la temperatura es fundamental para los resultados de incubación. Si los embriones de los huevos se desarrollan con una temperatura inferior a 100 °F, su tasa de crecimiento se reducirá. Si la temperatura alcanza los 102 °F, los embriones muestran una tasa de crecimiento acelerada en un primer momento, pero después estos pollitos crecen más lentamente que los demás. A una temperatura que supere los 104 °F, el riesgo de matar a los embriones es inminente. Es más, si la temperatura durante el último periodo de incubación no es correcta, se impide la retirada del saco vitelino, lo que se traduce en ombligos sin cerrar. Mantener una buena temperatura tiene como resultado pollitos con ombligos bien cerrados y una tasa de crecimiento óptima. Por ello, medir y ajustar la temperatura de la cáscara del huevo es extremadamente importante.

Durante el proceso natural de reproducción, la gallina se asegura de que las cáscaras de los huevos cuenten con una temperatura constante de 100 °F (37,8 °C) incubándolos con mayor o menor intensidad. Para mantener una temperatura de la cáscara del huevo estable en la incubadora, las tecnologías Embryo-Response Incubation™ miden la temperatura de la cáscara del huevo y controlan los sistemas de calefacción y refrigeración en tiempo real como respuesta a la producción de calor del embrión, del mismo modo que una gallina calentaría o enfriaría los huevos cuando fuese necesario.

En la actualidad, ¿su planta y sus prácticas de incubación siguen encontrándose en perfecto estado? Utilice la lista de control para una regulación óptima de la temperatura.

Lista de control para unas condiciones de temperatura óptimas

  • ¿Emplea el esquema de carga correcto que le recomendó su proveedor de equipos para plantas de incubación? Utilice el esquema de carga correcto para garantizar que el requerimiento de agua de refrigeración en toda la planta de incubación se distribuye de un modo homogéneo. Ello evita una gran necesidad de agua de refrigeración en un lugar específico, que podría provocar la escasez de este agua.

Incubadoras: carga

  • ¿Todos sus huevos tienen el mismo tamaño? Asegúrese de que la carga de la incubadora sea lo más homogénea posible. Intente no cargar su incubadora con huevos con una edad de lote que difiera en más de diez semanas para evitar una gran variación del tamaño de los huevos, porque esta provocaría una variación de la producción de calor de los huevos, lo que, a su vez, dificultaría el control de la temperatura.
  • ¿Sus huevos cuentan con una temperatura constante de 100 °F? El mejor modo para garantizarlo es emplear una tecnología que supervise y controle constantemente la temperatura de los huevos, como, por ejemplo, la tecnología OvoScan™ Embryo-Response Incubation™ de Petersime.
  • Compruebe que el flujo del agua de refrigeración no se haya alterado durante el cambio de una bomba o durante algún ajuste.
  • Compruebe que el agua de refrigeración sea de buena calidad y no se haya ensuciado con agua dura o sucia para evitar que el circuito de refrigeración se obstruya y pierda capacidad de refrigeración.
  • ¿Todas las incubadoras obtienen la misma temperatura del aire? Asegúrese de que así sea.
  • ¿Todos los elementos de calefacción funcionan al mismo ritmo o alguno de ellos está roto? Todos ellos deben producir la misma cantidad de calor.
  • Compruebe si la correa del ventilador principal cuenta con tensión suficiente.

En las e-News de Petersime del próximo mes: ¿Por qué y cuándo deben aumentarse o disminuirse los niveles de CO2?

 

Lea los demás artículos de la serie «Optimice su cadena de valor»

1.        Ofrecer calidad: una preocupación cada vez más extendida

2.        La naturaleza como guía para maximizar el potencial genético del huevo