Seleccione su idioma

Un método único para la incubación de ponedoras

Petersime investiga y desarrolla continuamente nuevos programas de incubación. Hay diferentes programas disponibles para cada tipo de máquina de pollos de engorde, ponedoras, pavos, patos y ocas. Estos programas de incubación estándar están obteniendo muy buenos resultados, pero es necesario aplicar pequeñas modificaciones a fin de optimizar la incubabilidad, la calidad de los pollitos y la uniformidad de pollitos de diferentes cargas. En este artículo, se explica cómo se puede mejorar la calidad de los pollitos de las ponedoras ajustando el perfil de temperatura de la cáscara del huevo.

Roger Banwell, Director de Desarrollo de Incubación de Petersime nv

Normas aviares

En el ámbito de la incubación, existen determinados factores que no varían y que podrían considerarse «normas aviares». Por ejemplo, la necesidad de pérdida de peso es la misma para un huevo de colibrí que para uno de avestruz. Si se siguiera esta lógica, todos los lotes de pollos de engorde y ponedoras, de todo tipo de aves, precisarían las mismas condiciones de incubación y solo sería necesario ajustarlas en función de la edad del lote, el tiempo de almacenamiento, las condiciones de almacenamiento, etc.

Sin embargo, como le explicarán muchos jefes de planta de incubación, la realidad es que las normas aviares se aplican, pero cada tipo de línea genética avícola tiene una sensibilidad particular dentro de estas normas. Un buen ejemplo de estas diferencias en la sensibilidad es la vulnerabilidad de las ponedoras a un enfriamiento excesivo o insuficiente antes y durante la fase de retracción del sistema vascular y el saco vitelino, dentro del ciclo de incubación (entre el picaje interno y el externo). 

Gallina ponedora marrón

Problemas de ombligo sin cerrar en las ponedoras

A consecuencia de esta vulnerabilidad, un problema habitual es la calidad de los pollitos de las ponedoras y, en concreto, los problemas derivados de una deficiente cicatrización del ombligo. 

Ombligo sin cerrar en pollitos

La tecnología Bio-Respuesta de Petersime permite adquirir datos con gran precisión y, en último término, optimizar en gran medida el rendimiento. Con la tecnología de OvoScan™, es posible controlar con exactitud la temperatura de la cáscara de los huevos. Las investigaciones del Departamento de Desarrollo de Incubación de Petersime han logrado optimizar el perfil de incubación de las ponedoras, mejorando así la calidad de los pollitos.

Optimización de los perfiles de incubación

A menudo, la temperatura objetivo de la cáscara del huevo de los lotes muy jóvenes y los de edad avanzada se optimiza hasta cierto punto, dado que la relación entre la superficie de la cáscara y el volumen puede variar de forma significativa en los lotes muy jóvenes y los de edad avanzada. No obstante, si la temperatura de la cáscara del huevo es de 100,0 °F (37,8 °C) a lo largo de todo un ciclo de incubación de pollos de engorde, los resultados serán buenos.

Sin embargo, no se puede aplicar el mismo método a las ponedoras: Aumentar gradualmente la temperatura objetivo de la cáscara del huevo establece las condiciones óptimas para que la retracción vascular y del saco vitelino se inicien y tengan lugar en el momento adecuado. Con este perfil de temperatura, se obtienen pollitos de mayor calidad, al reducir la cantidad de pollitos con ombligo sin cerrar. Las temperaturas de transferencia y de las nacedoras también son fundamentales¹.

Perfil de temperatura de incubación objetivo de la cáscara del huevo para ponedoras

El gráfico anterior se debe interpretar como una generalización únicamente, ya que la sensibilidad puede variar de forma significativa entre los distintos tipos de lotes, marrones, blancas, etc., incluso dentro de una misma línea genética.

Conclusión

Si se aplica a las ponedoras una temperatura objetivo de la cáscara del huevo correcta y optimizada, la calidad de los pollitos mejorará. En este artículo, se muestra cómo la tecnología Bio-Respuesta de Petersime y sus conocimientos permiten lograr un rendimiento óptimo de manera constante. 

 

¹Selección de la temperatura del aire correcta en la nacedora después de la transferencia.