Seleccione su idioma

Eco-VAC™

En una planta de incubación, contar con el sistema de climatización correcto es crucial para obtener una incubabilidad, calidad del pollito y bioseguridad que sean adecuadas. Los embriones y los pollitos necesitan suficiente aire fresco, una temperatura del entorno adecuada y un nivel de humedad ajustado. Además, algunos procesos, como la fumigación y el secado de bandejas y carros lavados, tienen unos requisitos de acondicionamiento del aire específicos.

No obstante, cada m³ de aire procesado cuesta dinero, y se prevé que los precios de la energía suban en los próximos años. El reto consiste en garantizar que se envía el volumen correcto de aire acondicionado a cada sala de la planta de incubación en todo momento, mientras se reduce al mínimo el consumo de energía.

El sistema exclusivo Eco-VAC™ es la respuesta de Petersime a este reto. Es el resultado de un conjunto de mejoras para el sistema de climatización de las plantas de incubación, que se basa en la gran experiencia del Departamento de proyectos.

Condiciones climáticas óptimas en dos pasos

Eco-VAC™ de Petersime es exclusivo por su diseño avanzado: proporciona el clima óptimo en todas las salas de la planta de incubación en dos pasos.

En el primer paso, se absorbe el volumen preciso de aire exterior y se preacondiciona en una unidad de tratamiento del aire «principal» específica. Este aire preacondicionado o «básico» se trasporta a las diferentes salas por un túnel central de suministro de aire que va por encima del techo.

En un segundo paso, pero igual de importante, este aire básico se regula en las diferentes unidades de tratamiento del aire «secundarias», situadas justo encima de cada sala. Cada una de estas unidades secundarias crea la calidad de aire precisa que es necesaria para cada sala, con la temperatura y el nivel de humedad adecuados.

Un sistema central de control y comunicación controla y gestiona de forma continua el nivel de actividad y la demanda de la unidad principal y las secundarias, para optimizar la eficacia operativa total del sistema.

Características y ventajas

Eco-VAC™ consume una energía mínima, al mismo tiempo que garantiza un acondicionamiento del aire óptimo en todas las salas de la planta de incubación, en todas las estaciones y en todas las partes del mundo. Gracias al sistema de control de presión, solo se absorbe la cantidad de aire fresco necesaria, que luego se procesa a los niveles de temperatura y humedad óptimos para una sala concreta. Además, los sistemas de recuperación de aire garantizan que se recupera la mayor cantidad de energía posible. Como resultado, se obtiene una reducción considerable en la factura de la luz y en el impacto medioambiental.

Para obtener la máxima eficacia, Eco-VAC™ está totalmente integrado: la inteligencia integrada tiene en cuenta en todo momento el número de incubadoras en funcionamiento, la fase de desarrollo embrionario de los huevos y el número de huevos o pollitos que se procesan o almacenan. Eco-VAC™ es compatible con Eagle Eye™: es posible controlar las condiciones del sistema HVAC de todas las salas con la interfaz Eagle Eye™.

Con el sistema de control de presión, se crean altas presiones de aire en las salas más limpias y se mantienen presiones de aire cada vez más bajas en las áreas de lavado, por ejemplo. De esta forma, el aire siempre se traslada de las áreas más limpias a las más sucias, lo cual permite garantizar la bioseguridad de la planta de incubación. Además, el sistema está diseñado para asegurar que la presión del suministro de aire no se ve afectada al abrir o cerrar las puertas de las incubadoras en la sala de las incubadoras.

Con el sistema Eco-VAC™, el coste de inversión es inferior al de los sistemas de tratamiento del aire convencionales de las plantas de incubación. El sistema utiliza unidades de tratamiento del aire duraderas y de alto rendimiento. Para reducir los costes y el mantenimiento, se recorta el número de unidades y de componentes, así como la longitud de los conductos. Solo se utilizan materiales estándar de máxima calidad, de fabricantes de renombre mundial. Los filtros de aire de tejido pueden extraerse y lavarse. El túnel de suministro de aire tiene 1,2 m de altura y es fácil de limpiar.

Eco-VAC™ se diseña a medida, teniendo en cuenta las dimensiones y la distribución de su planta de incubación, así como las condiciones climáticas locales.

El túnel de suministro de aire situado encima del pasillo de la sala de las incubadoras tiene 1,2 m de altura y es fácil de limpiar.