Seleccione su idioma

Historia de Petersime

Los orígenes de Petersime NV se remontan al año 1912, cuando el señor Petersime inventó la primera máquina de incubar eléctrica en Estados Unidos.

 

La primera máquina de incubar diseñada por el señor Petersime

En la década de los veinte, se fabricaron en Estados Unidos los primeros modelos de esta máquina de incubar y se exportaron a Europa. En 1949, el exportador estadounidense llegó a un acuerdo con el señor Bohez, de Olsene, quien empezó a fabricar las máquinas de incubar bajo licencia. De este modo, 1949 fue testigo de la fundación de la empresa belga, tal como la conocemos en la actualidad.

El emplazamiento original de Petersime en Ohio, Estados Unidos

El año 1968 marcó el fin de aquel acuerdo de licencia y el punto de partida del desarrollo de Petersime en Bélgica. Numerosas innovaciones técnicas redundaron en un espectacular aumento del reconocimiento en el mercado. Se mantuvo el nombre Petersime, y pronto se convirtió en un símbolo del liderato en los mercados de Europa y de Oriente Medio. En 1984, un grupo de inversores internacionales adquirió la empresa. A esta adquisición le siguieron un gran crecimiento y un aumento de la exportación, debidos a la expansión de la empresa hacia nuevos mercados.   

La inversión constante en investigación facilitó el lanzamiento de la tecnología patentada Embryo-Response Incubation™ en el año 2000: un sistema que adapta de manera constante e interactiva los parámetros de incubación para crear un entorno idóneo para cada lote de huevos. Diez años más tarde, en 2010, se lanzó la gama S-line: incubadoras y nacedoras de carga única de última generación con una capacidad entre los 14 112 y los 115 200 huevos de pollo, pavo o pato. Esta nueva gama de productos tuvo un éxito inmediato en el mercado.

Mientras que, en 1949, Petersime contaba con una veintena de empleados, en la actualidad, la empresa tiene una plantilla de más de 180 personas. Petersime se convirtió en el líder mundial de máquinas de incubar industriales y de equipos de salas de incubación. Esta maquinaria automatizada de última generación se utiliza en más de 150 países de todo el mundo. Petersime se ha forjado una reputación internacional, una posición de liderato y una cultura empresarial dinámica. Gracias a las continuas inversiones y a la investigación para optimizar el proceso de eclosión y el rendimiento de los pollos, la empresa ha sido capaz de asegurar una calidad y una asistencia óptimas a lo largo de más de 60 años.